Devocional: Glorificar el nombre de Dios

Juan 17:1

“Estas cosas habló Jesús, y levantando los ojos al cielo, dijo: Padre, la hora ha llegado; glorifica a tu Hijo, para que también tu Hijo te glorifique a ti”;

El ruego de Jesús al contemplar la cruz fue que Él pudiera glorificar a su Padre. Este debe ser también nuestro anhelo, glorificar el nombre del Señor.

Al despertar en la mañana y ver las noticias ya sean tragedias o victorias, nuestras primeras palabras deben ser “glorificate Señor”. En las distintas tareas que tengamos nuestro mayor anhelo debe ser que Dios sea glorificado en todo tiempo.

Dios, en su soberanía, decidirá qué será lo que traerá honra a su nombre. Y pase lo que pase, debemos creer que Él ha hecho precisamente eso, cuando oramos debemos pedir que sea “su voluntad y no la nuestra”. La gloria de Dios continúa, porque su gloria es la perfección de su carácter, el cual nunca cambia.

Dios nos llama a glorificar y alabar su nombre.

“Nosotros no podemos añadirle nada a su gloria, pero sí podemos proclamarle y revelarla”

Lo honramos al adorarlo en nuestra iglesia, al testificar de su obra en nuestra vida y al proclamar la verdad de su santa Palabra.

Con nuestras actitudes, acciones y palabras, tenemos el privilegio de mostrar a nuestro Padre Celestial a un mundo que lo necesita desesperadamente.

Unámonos en amor para darle a Él la gloria, y en todo lo que hagamos declarar la Gloria y la honra para el Rey de Reyes.

Hermanos amados les invito a que glorifiquen el nombre del Señor en donde quiera que se encuentren, tómense un minuto del día para declarar cuán glorioso es el amor de Dios y cuán misericordiosa es su gloria.

Dios les bendiga en este día!!

 

 


Escrito por

Tamara Pérez 
Líder Ministerio de
Jóvenes y Adolescentes
Ministerio Familiar Cristiano