Dios de todo

Génesis 1:1, “En el principio creó Dios los cielos y la tierra

El hombre en su limitada vida siempre ha querido prevalecer, incluso más allá de su misma existencia, sin embargo, el tiempo consume todos nuestros afanes, y al final, no queda más que polvo. Reinos se levantan y dejan de existir, pero Dios sigue aquí.

Genesis 1:1 Nos muestra el inicio, nos hace mirar el comienzo de todas las cosas y en ese inicio Dios estaba ahí… Este es el primer verso de la Biblia, y en tan pequeñas palabras podemos extraer tremendas verdades y cualidades de Dios. Dios dueño del tiempo, atemporal, quien estuvo presente antes de la historia y es diseñador de todas las cosas, aquellas que podemos ver, como aquellas que no logramos ver ni palpar pero que existen.

Colosenses 1:16, “Porque en El fueron creadas todas las cosas, tanto en los cielos como en la tierra, visibles e invisibles…”
Solo Dios, único autor y diseñador de todas las cosas, quien desde el inicio, y antes del principio estuvo para crear el tiempo y su historia, infinito hacedor… Algo difícil de entender para la mente humana.

Apocalipsis 22:13, “Yo soy el Alfa y la Omega, el primero y el último, el principio y el fin”
Dios, lleno de autoridad, quien con solo el sonido de su voz puede crear, formar y dar vida. Solo basta una palabra, y es hecho. Desde el inicio, su voz ha sido motor de lo que existe, solo su voz ha bastado para sostener la tierra y lo que en ella existe.

Salmo 33:9, “Porque Él dijo y fue hecho; Él mando, y existió.”

Que somos nosotros comparados a Dios?,
Que es nuestra vida y nuestros afanes?
Sin dudar, somos estelas fugases que desaparecemos rápidamente. Somos hombres que buscamos dejar huella, pero esta desaparece con el tiempo, más Dios permanece para siempre.

Salmo 103:16 – 17, “El hombre, como las hierba son sus días; Florece como la flor del campo, que pasó el viento por ella, y pereció, y su lugar no la conocerá más”.

Dios desde el inicio le ha dicho al hombre “Yo Soy”, y es verdad, solo Él es

Gloria a Dios, Dios de todo lo que existe, a ti adoramos.

 

 

Escrito por
Cristian Soto
Líder Ministerio de
Adoración y Alabanza
Ministerio Familiar Cristiano